fauna

El ecosistema más característico en los alrededores de Tornos es la laguna de Gallocanta. Su salinidad elevada no permite la vida de peces, aunque hay un gran número de aves, reptiles y anfibios en las inmediaciones, además de numerosos mamíferos por las sierras y los montes limítrofes

Entre las más de  200 especies de aves que eligen la laguna como su hábitat destacan grandes rapaces como las águilas, carroñeras como los buitres o quebrantahuesos. Muchas aves acuáticas nidifican en la laguna. Entre las más destacadas tenemos , el porrón común (unas 70000 aves en invierno), el pato colorado (unos 30000 ejemplares en invierno), las fochas (unas 20000 aves en invierno) el somormujo, la cigüeñela, el ánade real, el ánade friso, el pato cuchara, la cerceta común, el ánade silbón, los zampullines cuellinegros, las gaviotas reidoras y la pagaza piconegra o el pato rabudo. Se calcula que durante los inviernos más propicios habitan la laguna en torno al medio millón de aves acuáticas.

Mención aparte merece el ave más característico y buscado de la zona: la grulla, que utiliza la laguna para reponer fuerzas en sus migraciones al norte y al sur.

Esta variedad y riqueza faunística ha convertido la Laguna de Gallocanta en el enclave más importante de aves acuáticas de Aragón y el segundo de la península ibérica después de Doñana.

Los mamíferos más destacados son los corzos, jabalíes, conejos, liebres, zorros y comadrejas.  También se puede encontrar algún gato montés, ciervo o tejón. Estos animales son esquivos y difíciles de ver, aunque es relativamente sencillo ver sus huellas impresas en el limo de la laguna. El mejor momento para avistarlos es el amanecer.

En el ecosistema de la laguna son comunes los anfibios como las ranas, y también son fáciles de ver reptiles como lagartos y lagartijas.

Deja un comentario