Jamón Bike

Si eres aficionado al ciclismo o a la BTT seguro que habrás oído hablar de la Jamón Bike, prueba deportiva joven (en 2015 se celebra la cuarta edición), pero ya consolidada como uno de los eventos más multitudinarios y atractivos del deporte de la bicicleta para aficionados. Calamocha y la comarca del Jiloca es parada obligatoria para los amantes de la mountain bike.

En 2015 esta exigente prueba se celebra el sábado 21 y el domingo 22 de marzo. La primera etapa, la ultramaratón, recorre 135 kilómetros, con 2500 metros de desnivel y 5 puntos de control de paso. Se desarrollará por caminos y pistas de continuos sube baja, y pasará por más pueblos que en ediciones anteriores. La dificultad técnica es medio-baja, y el hándicap principal será la distancia y la climatología.

El domingo se celebra la etapa maratón, de menor distancia pero más técnica (65 km., 1150 m. de desnivel y 3 puntos de control de paso). Esta etapa se divide en dos bucles con centro en Calamocha. La primera parte es una subida tendida con bajada otra vez a Calamocha. La segunda es más rompepiernas e incluye una senda de unos 2 kilómetros (cresteando), con unas vistas preciosas de los valles del Jiloca y Pancrudo, ya cerca de la meta.

¿Aún tienes dudas? La organización regala una paletilla de jamón a los 650 primeros en apuntarse. A fecha de hoy ya hay 531 ciclistas inscritos, o sea que quedan poco más de 100 paletillas esperando atleta.

Desde Casa Laberinto queremos agradecer a todos los aficionados a la bicicleta que se acercan a la zona y desearles mucha suerte en la prueba. Ánimo, valientes!

Ternasco asado en horno de leña

En Aragón, llamamos  ternasco al cordero jóven, (menos de 90 días y 24Kg) de razas autóctonas y es un plato que no puede faltar por Navidad. La forma más tradicional de prepararlo es asado al horno de leña, acompañado por unas patatas «a lo pobre».

Para prepararlo, en primer lugar pelaremos y lavaremos las patatas. Las cortamos más bien gruesas 1-2cm porque las asaremos  durante más de 2 horas a fuego lento. Si se prepara en horno eléctrico, normalmente se aumenta la temperatura, baja el tiempo de cocción y cortaremos algo más finas las patatas.

 

En una cazuela de barro, añadimos aceite de oliva (empeltre mejor) sal, pimienta y colocamos las patatas cubriendo toda la superficie. Volvemos a salpimentar y colocamos el ternasco previamente sazonado, los ajos enteros (sin pelar ni machacar) medio vaso de brandy, otro medio de agua y un chorretón de aceite de oliva.

Tapamos con film y reservamos hasta que esté listo el horno, mejor dejarlo un par de horas de maceración en la nevera. Encendemos el horno, apilando troncos (de carrasca y almendro en nuestro caso) de tal manera que haga una buena llama.

Una forma de saber si el horno está a temperatura, es ver como toda la cúpula se limpia de hollín  (pirólisis) y se vuelve blanca.

Apartamos las brasas por el contorno del horno  e introducimos el ternasco. En función del tamaño del ternasco y sus cortes, y la temperatura del horno, tardará entre hora y media y 3 horas, a mi personalmente me gusta una cocción más bien lenta, así que le daremos la vuelta a la carne a mitad de cocción, en una hora y cuarto aproximadamente.

SONY DSC

Trucos:

Hay quien le gusta añadir hierbas  aromáticas (romero,tomillo, laurel…) en incluso cebolla sobre las patatas.

Si el horno reseca la carne se puede ir napando con su propio jugo.