Archivos de la categoría recetas

Ternasco asado en horno de leña

En Aragón, llamamos  ternasco al cordero jóven, (menos de 90 días y 24Kg) de razas autóctonas y es un plato que no puede faltar por Navidad. La forma más tradicional de prepararlo es asado al horno de leña, acompañado por unas patatas «a lo pobre».

Para prepararlo, en primer lugar pelaremos y lavaremos las patatas. Las cortamos más bien gruesas 1-2cm porque las asaremos  durante más de 2 horas a fuego lento. Si se prepara en horno eléctrico, normalmente se aumenta la temperatura, baja el tiempo de cocción y cortaremos algo más finas las patatas.

 

En una cazuela de barro, añadimos aceite de oliva (empeltre mejor) sal, pimienta y colocamos las patatas cubriendo toda la superficie. Volvemos a salpimentar y colocamos el ternasco previamente sazonado, los ajos enteros (sin pelar ni machacar) medio vaso de brandy, otro medio de agua y un chorretón de aceite de oliva.

Tapamos con film y reservamos hasta que esté listo el horno, mejor dejarlo un par de horas de maceración en la nevera. Encendemos el horno, apilando troncos (de carrasca y almendro en nuestro caso) de tal manera que haga una buena llama.

Una forma de saber si el horno está a temperatura, es ver como toda la cúpula se limpia de hollín  (pirólisis) y se vuelve blanca.

Apartamos las brasas por el contorno del horno  e introducimos el ternasco. En función del tamaño del ternasco y sus cortes, y la temperatura del horno, tardará entre hora y media y 3 horas, a mi personalmente me gusta una cocción más bien lenta, así que le daremos la vuelta a la carne a mitad de cocción, en una hora y cuarto aproximadamente.

SONY DSC

Trucos:

Hay quien le gusta añadir hierbas  aromáticas (romero,tomillo, laurel…) en incluso cebolla sobre las patatas.

Si el horno reseca la carne se puede ir napando con su propio jugo.

 

coliflor rebozada

Coliflor rebozada

Recién recogida, vamos a preparar una de las coles de nuestro huerto.

coliflor
Coliflor de Casa Laberinto

La coliflor nos cuesta prepararla porque permanece en nuestros recuerdos su mal olor cuando la cocinamos. Pero este mal olor  se puede evitar fácilmente.  Durante la cocción, se produce ácido sulfhídrico a partir de los 5 minutos de cocción, lo que hace que toda la casa se impregne de este olor.  Si preparamos  la coliflor en olla rápida, apenas tiene que cocer 3-4 minutos,  así que la presencia de sulfhídrico será mínima y el olor inexistente. Otra forma de cocinarla es al microondas, sin agua, en 5-6 minutos esta cocinada.

En nuestro caso cocinamos en olla rápida.  Con apenas un par de vasos de agua y una pizca de sal, añadimos laurel y la coliflor cortada en ramilletes grandes, incluso entera. Si añadimos comino minimizaremos  los gases producidos por el sulfhídrico y mejoraremos nuestra sociabilidad.

Apenas un par de minutos desde que subió la válvula  de la olla retiramos de fuego. Cada olla tiene sus tiempos, intentaremos que la coliflor esté al dente.

Mientras tanto hemos tenido tiempo de picar ajo y perejil y agregarlos a los 2-3 huevos batidos para rebozar, preparamos un plato con el pan rallado.

Rebozamos primero en huevo y luego en el pan ( se puede repetir el proceso pero no es necesario). Freímos en abundante aceite (mejor de oliva) bien caliente y reservamos sobre papel absorbente para evitar el exceso de grasa.

Se puede servir como aperitivo, tapa,  guarnición, o primer plato. Es un plato rápido de cocinar que se debe tomar al momento. Buen provecho!

coliflor rebozada
coliflor rebozada